UNA NUEVA BIBLIOTECA MUNICIPAL SÍ, PERO ASÍ NO

UNA NUEVA BIBLIOTECA MUNICIPAL SÍ, PERO ASÍ NO

Desde Galapagar en Común Izquierda Unida creemos y creíamos necesario que se construyera o se facilitara una biblioteca digna que cubriera las necesidades de los vecinos y vecinas de Galapagar.

“Nuestra biblioteca se había quedado pequeña, al apenas contar con 200 metros cuadrados, y necesitaba un nuevo empujón para ser un espacio de fomento de la lectura y el aprendizaje, un lugar interactivo que se se adapte a las necesidades de un pueblo como Galapagar, uno de los pueblos con más población de la Sierra Noroeste de Madrid” comenta Celia Martell, la cocoordinadora de Galapagar en Común Izquierda Unida.

Por todo ello, ante la propuesta del PP de Galapagar de invertir la friolera cantidad de 1, millones de euros, hicimos una contrapropuesta, recuperar un espacio que estaba vacío, el antiguo Centro de Salud para tal fin, y nos hubiéramos ahorrado mucho dinero (nuestro proyecto costaba 54.000€).

Como suele ser habitual, el PP no quiso escucharnos y llevó a cabo su obra faraónica tal y como habían planeado. Pero tampoco contó para ello, con la opinión de las ni de las AMPAs, ni de los Consejos Escolares, ni con las asociaciones culturales y de todo tipo del municipio sino que se hizo a posteriori para darle un tinte de democracia que no lo es.

Hemos estado desde el 13 de julio sin biblioteca en Galapagar pero en septiembre se inauguró la nueva, con 6 meses de retraso (lo que es algo habitual en este ejecutivo, si no véase las piscinas municipales de verano todavía sin construir, dejándolas a medias y derrochando el dinero).

Nos encontramos con una biblioteca muy luminosa, que consta de tres plantas y 2000 m 2, con muchas salas de estudio, pero con falta de personal, quedándose uno de los turnos con una sola persona repartida por las tres plantas por lo que es bastante complicado que pueda llegar a todo y todas. La sala de literatura juvenil permanece siempre cerrada.

Por otro lado, la biblioteca es espaciosa pero faltan libros en las salas hay poco espacio para estanterías. Desconocemos si esto es permanente o no, pero nos gustaría creer que poco a poco irá cogiendo vida y libros.

“Las salas de conferencias y talleres serán de uso exclusivo para el Ayuntamiento, según nos han informado, por lo que el pueblo no podrá generar actividades alternativas en este espacio y habrá zonas de la Biblioteca que se pasarán el 90% del tiempo cerrado” denuncia Juan Pretel el concejal de Galapagar en Común Izquierda Unida en el ayuntamiento.

Los horarios de la Biblioteca no se ajustan a las necesidades reales de los vecinos y vecinas. El horario actual es de 9 a 21 horas de lunes a viernes, olvidándose que hay muchas personas que trabajan en ese horario fuera de Galapagar y a las que se les estaría negando este acceso a la educación y a la cultura. Y vamos más allá, muchos estudiantes tendrán que seguir yéndose a otros municipios en época de exámenes, por dichos horarios y porque de momento no está contemplado poner una sala abierta las 24 horas.

A finales de septiembre, todavía la biblioteca no tiene WIFI, y no saben en cuánto tiempo lo pondrán y la sala de ordenadores no está abierta y según nos comentan va para largo.

Desde la Biblioteca de Galapagar se adoctrina y se hace política yendo en contra de la libertad de información ya que han estado comprando diariamente sólo los periódicos del Mundo y La razón.

En estas tres semanas la biblioteca ya tiene averiado el ascensor y la sala de préstamos está en la tercera planta lo que dificulta que las personas con movilidad reducida puedan acceder a los servicios de la misma. Además una ventana de esta sala no cierra y la han intentado arreglar con cinta aislante.

Y por último, y no menos importante, queremos denunciar que los talleres que se realizarán en la biblioteca de animación a la lectoescritura no serán gratuitos, volviendo a vetar el acceso a la cultura a mucha parte de la población y aunque la concejala de Servicios Sociales no se quiera dar cuenta, en Galapagar sí hay gente que pasa hambre y que no podría acceder a dichos cursos, ya que todos estos talleres están entre 1.830 euros al mes y esta cantidad puede suponer el poder comer una familia una semana. ¡Qué frivolidad elegir entre comer o aprender! aumentando la brecha cultural existente. Y como no, otra vez más, favoreciendo la recaudación de las empresas privadas.

El Manifiesto de la IFLA/UNESCO sobre la biblioteca pública afirma lo siguiente: “La biblioteca pública ha de ser en principio gratuita”. Las bibliotecas públicas no deben utilizar el cobro a los usuarios por ser miembros y por las prestaciones como fuente de ingresos, ya que haría que la posibilidad de pago se convirtiera en un criterio para determinar quién puede utilizarlas y quién no, limitando el acceso y, por lo tanto, vulnerando el principio fundamental según el cual la biblioteca pública debe estar a disposición de todo el mundo y en Galapagar, con todo lo anteriormente expuesto, el PP se lo está saltando.

Desde Galapagar en Común Izquierda Unida insistimos: Una nueva biblioteca sí, pero así NO.

Comparte en las redes...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario