El PP de Galapagar una vez más vulnera nuestro derecho a la participación política

El Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Galapagar que debería celebrarse el día 30 de marzo, según la manera de proceder del Partido Popular, además de no ser en el día aprobado por el pleno (jueves por la tarde), es un día inhábil.

La mayoría de los ayuntamientos de nuestro entorno, para que la corporación sea totalmente representativa, han trasladado el Pleno fuera de los días no lectivos de Semana Santa, pero el Partido Popular de Galapagar con su alcalde al frente, ha convocado el Pleno Ordinario para el miércoles 28 de marzo, miércoles de Semana Santa, con alevosía aprovechando que nuestra concejala, Celia Martell presentó un escrito informando que dicho día se encontraba fuera de Galapagar y por ello no podía acudir al mismo. En su escrito proponía otra fecha fuera de esta semana, para garantizar el derecho de participación política, la conciliación y el descanso de todos y todas las concejalas/es.

El Partido Popular, haciendo uso de esta información privilegiada, y que con un mínimo de ética, no debía usar para su propio provecho, ha incorporado al orden del día del Pleno puntos que quieren sacar adelante al quedar en mayoría con el voto de calidad del alcalde y que perderían con la presencia de todos los concejales y concejalas de la corporación municipal, como es la prórroga de un contrato más allá de esta legislatura, declaración de interés general de una proyecto privado y elitista, así como la aprobación de un Plan Especial de Infraestructuras para el el Aparcamiento Disuasorio de la Navata (del que ya han hecho nota de prensa de su aprobación) .

Se van a quedar sin responder las cinco preguntas presentadas por nuestra concejala, tres de ellas sobre la situación de personal y policía (soluciones al descenso de policías de aquí al verano, información sobre los expedientes disciplinarios que se han iniciado a tres agentes, explicaciones sobre la sentencia por la que el ayuntamiento de Galapagar debe pagar 20.000 € de indemnización a un policía municipal), otra de Servicios Sociales ya que nos comenta una usuaria que le dijeron que no se tenía presupuesto todavía para ayudas de emergencia porque se le debe mucho dinero a un supermercado y un ruego para que en Colonia España pongan carteles de zona videovigilada (obligatorio por la ley de protección de datos). Todas estas respuestas tendrán que esperar al próximo pleno.

Llevábamos junto a Cambiemos Galapagar dos mociones una sobre el Radón que será presentada por Cambiemos en el Pleno y otra sobre la realización de un Plan Municipal de Eliminación del Amianto.

Por último, nos presentan de forma urgente y a última hora para su inclusión en la Comisión Informativa un informe por el cual Galapagar no está cumpliendo la regla de gasto impuesta por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, esa que tanto defienden.

Lejos de esto, queremos recordar que es un derecho recogido y amparado por las leyes, el descanso y la conciliación de la vida familiar. Los concejales y concejalas de la oposición tenemos una profesión que ejercemos al margen de nuestro trabajo en el Ayuntamiento que realizamos por mejorar la vida de la vida de la ciudadanía y por vocación de servicio público y que compaginamos todos los días con nuestra vida personal y familiar.

Que el Partido Popular de Galapagar no respeta el derecho a la participación política no es algo nuevo. De hecho Daniel Pérez, alcalde de Galapagar, ha sido condenado en dos sentencias de los Tribunales Contenciosos Administrativos por vulnerar los derechos fundamentales de los concejales y concejalas de la oposición recogidos en el artículo 23 de la Constitución: una, por impedir el derecho a voto de las enmiendas a los presupuestos de 2016 (actitud reiterada en los siguientes años 2017 y 2018) y otra, por no convocar un Pleno Extraordinario solicitado por todos los grupos de la oposición (tras esta sentencia el alcalde se vio obligado a convocar el Pleno, pero vaciándolo de contenido, al no permitir que se votaran las propuestas). Su actitud sigue siendo la misma, no sólo no la ha rectificado sino que ha crecido su hostilidad sintiéndose impune, como en las peores épocas de nuestra reciente historia.

Este poco respeto a las leyes es consustancial al poco respeto a sus conciudadanos/as puesto que no solo no nos facilita el ejercicio de derechos, como sería su obligación, sino que nos impide su ejercicio.Desde Galapagar en Común-IU, queremos denunciar la tiranía impuesta por el PP de Galapagar y la vulneración constante de nuestro derecho a la participación en la vida
pública de los concejales/concejalas y de la ciudadanía.

Comparte en las redes...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario