El PP de Galapagar intenta coartar la libertad de expresión de nuestra concejala electa Celia Martell

El Partido Popular de Galapagar no cesa en su empeño de querer limitar la libertad de nuestra compañera Celia Martell en la fórmula empleada en su promesa como Concejala del Ayuntamiento de Galapagar. Celia en su promesa reivindica los derechos constitucionales que se vulneran constantemente. En el último comunicado emitido por el PP manifiestan que no consideran que Martell pueda ejercer sus funciones de concejala por haber realizado la promesa añadiendo a la fórmula legal otras expresiones. Recordamos al PP que en la promesa, que reflejamos a continuación, Martell acata la Constitución sin condicionantes “Prometo por mi conciencia y honor, cumplir fielmente las obligaciones del cargo de concejala del Ayuntamiento de Galapagar, con lealtad al jefe del estado por imperativo legal, guardar y hacer guardar la constitución como norma fundamental del estado hasta que sea reformada en un nuevo proyecto constituyente”.

bochornoso espectáculo ofrecido por unxs indefinibles que han intentado impedir expresarse de manera libre a nuestra concejala Celia Martell

No nos van a callar. El bochornoso espectáculo ofrecido por unxs indefinibles que han intentado impedir expresarse de manera libre a nuestra concejala Celia Martell Galapagar nos da aún más fuerza para seguir luchando en defensa de la justicia social y de la clase trabajadora. Como dice Celia, siempre republicanos y luchando por un municipio social, solidario, ecologista y feminista #byebyePP

Publicada por Galapagar en Común Izquierda Unida en Sábado, 15 de junio de 2019

La sentencia 119/1990 reconocía el derecho de los candidatos electos a prometer por imperativo legal, pues como refleja dicho documento jurídico «en un Estado democrático que relativiza las creencias y protege la libertad ideológica; que entroniza como uno de su valores superiores el pluralismo político; que impone el respeto a los representantes elegidos por sufragio universal en cuanto poderes emanados de la voluntad popular, no resulta congruente una interpretación de la obligación de prestar acatamiento a la Constitución que antepone un formalismo rígido a toda otra consideración». En otras sentencias posteriores los magistrados han dictado que el mandato obtenido por cada uno «es producto de la voluntad de quienes los eligieron determinada por la exposición de un programa político jurídicamente lícito».

Por lo tanto, recomendamos al Partido Popular que acepte que ha perdido la alcaldía, deje de enturbiar la política de nuestro municipio y no emplee sus recursos y energías en conseguir titulares, sino en trabajar por Galapagar. Un municipio tolerante y diverso. Un municipio por el que desde Galapagar en Común Izquierda Unida y en la coalición en la cual nos encontramos Unidas Por Galapagar seguiremos trabajando día a día para mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas.

Todo es mentira se hace eco de la promesa de cargo de nuestra compañera Celia Martell Galapagar, que fue insultada y abucheada por la ultraderecha.Nuestra compañera simplemente ejerció su derecho a reivindicar la aplicación real de derechos fundamentales que vienen recogidos en la Constitución pero que no se cumplen de manera efectiva en el día a día.Por ello y por acatar la Constitución por imperativo legal manifestando su deseo de reformarla fue increpada por unxs innombrables que presumen de bandera y de patriotas pero que ponen de manifiesto su falta de educación y de respeto a los valores democráticos.Esto es lo que nos espera con la derecha en el gobierno municipal y autonómico de Madrid.

Publicada por IU Madrid en Jueves, 20 de junio de 2019

 

Comparte en las redes...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario